Los negocios de maquinaria de hostelería en Tudela, sobre todo los referente a aparatos de climatización, están empezando a respirar. Después de un largo verano caluroso y la consecuente demanda de aires acondicionados, estas empresas están comenzando a prepararse para hacer frente a la demanda de sistemas de climatización para invierno.

Los sitios públicos, muchas veces, no tienen en cuenta que el cuerpo no puede adaptarse tan rápidamente de un sitio exterior a otro interior de forma brusca. En este sentido, colocan el termostato muy bajo en verano y muy alto en invierno, provocando un cambio brusco de temperatura al entrar en los sitios cerrados.

Hace unos años, en noviembre de 2009, salió un decreto ley donde se estableció que la temperatura en un sitio cerrado con climatización no podía ser superior a 21 grados centígrados en sitios con calefacción y 26 grados con aire acondicionado. En los dos casos, la humedad relativa estaría entre el 30 % y el 70 %. Las empresas de maquinaria de hostelería de Tudela, cuando van a instalar los aparatos, también dan estas recomendaciones. Y es que, además del bienestar, mantener unos límites de temperatura también es ahorrar energía.

Esta normativa afecta a los recintos comerciales, administrativos, restauración y transporte de personas. Nos puede resultar sorprendente que algo de sentido común tenga que estar regulado por una ley, pero es que en verano tenías que ponerte la chaqueta para entrar en los sitios y en invierno, quitarte ropa. Aun así, son muchos los sitios que no hacen caso a esta ley y siguen poniendo el termostato a la temperatura que les parece.

En Clima Tudela somos expertos en maquinaria de hostelería y climatización, tanto en instalación y reparación como mantenimiento. Además, ofrecemos servicios tanto a empresas como a particulares de forma personalizada, ya que estudiamos los recintos antes de cualquier actuación para hacer una instalación a medida.